Vuelta a casa…

Veintiocho días, seis ciudades, once eventos, más de 4000 kilometros, un buen puñado de cacharros fabricados, varias sesiones y conciertos, una manada de gente INCREÍBLE recién conocida, otro buen puñado de amigos que nos han cuidado, cuatro mandriles y un coche rojo. Casi nada…

Intentaremos expresar lo que ha significado este mes en la carretera en forma de agradecimientos. El equipo completo de Familiar (Pascu, Manu, Sergeeo y Nando) hemos disfrutado de lo lindo y estamos MEGA contentos. En riguroso orden cronológico:

Gracias a Chema de La Huerta de Soto de la Marina y a Zalo de MP19 por un concierto increíble en Santander y una semana de barbacoas, satélites, electrónica, campo y mar.

Gracias a MILLONES, abrazos, besotes, arrumacos y arrimadas de cebolleta a Javo (aka “No hay fallo Galán”) por enseñarnos Asturias, meternos en la cueva de los goonies y regalarnos un bolsón de percebes de despedida (Comer percebes como pipas en le coche es calidad.)

Gracias a las buenas gentes de La Müster y a Andrea de La caja de músicos por organizarnos un taller y dos sesiones ruidistas increíbles. Abrazos gigantescos a los asistentes por mostrar un nivel de frikismo de proporciones dinosauricas. Y a Koji kanuto le vamos a poner una estatua. Disfrazado de mazinger zeta, con luces y que haga ruidos zen. Se la merece.
Sergeeo ya contaba algunos detalles del paso por Gijón en su blog. Échenle un vistazo.

Nos postramos ante Galicia y los gallegos en general. Nos han mostrado la manera de autogestionar espacios, organizarse sin instituciones y hacer las cosas DE PUTA MADRE a golpe de esfuerzo y cariño.

Iñaki, Vanesa y toda la aldea gala de Saumede por su iniciativa ruralc y Noisemede. Óscar, Claudia y demás gentuza BUENA de La casa Tomada(Menudo currazo os habeis metido, compas!). Beka por currarse el artropocode en Baleiro y elegir un grupo tan INCREÍBLE de personitas inquietas y trabajadoras (nos dejamos un pedacito de corazón con las Quimeras por perdernos su perfo en la iglesia…) El Liceo mutante al completo. Con sus dos ministros, habitantes y artistas que les rodean. Y en especial a Álex por contactarnos y llevarnos por las orejas al Liceo: EL LICEO NO ES UN CRIMEN.

Gracias por enseñarnos que otras maneras son posibles. Por recordarnos que todavía existe buena gente en una sociedad mugrienta y por hacer de nosotros mejores personas a base de frikadas, chistes malos, conocimiento y mucha mongolada.

 


 

GRACIAS, JODER, GRACIAS.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *